Plafones LED; Ventajas y por qué comprarlos

Los plafones LED son un tipo de estructura decorativa que se coloca en el techo de algún lugar de la casa o de la oficina. Es una luminaria caracterizada por ser traslúcida y por iluminar, al mismo tiempo que decora. Su principal particularidad es que contribuye a ocultar la estructura de la bombilla, pero al mismo tiempo permite que pase la luz.

Existen muchos tipos de plafones, pero los plafones más modernos son aquellos que se han diseñado con tecnología LED. Su fuente de luz huye de las convencionales bombillas incandescentes que usábamos en el pasado, pero que ya han quedado completamente desfasadas.

Los plafones LED tienen la particularidad de iluminar desde el techo, haciendo que se proyecte un punto de luz que se extiende a lo largo del entorno, evitando que se concentre en un único punto. Evita deslumbramientos, hace que no se requiera de muchas bombillas para iluminarlo todo y hasta reducen de forma importante la factura de la luz.

¿Por qué te interesan los plafones de techo LED?

1)     Gran variedad

Existen una gran variedad de plafones, disponibles en muchas formas, modelos, colores y tamaños.

Si estás buscando plafones LED para cocina, podrás encontrar algunos modelos específicos para esta zona de la casa. De la misma forma, también puedes encontrar plafones para baño, para pasillos, así como para otros lugares.

2)     Adaptación al espacio disponible

Lo más normal es que los plafones LED se integren en el techo, para así no ocupar más espacio del imprescindible. No se requerirá de tener que estar haciendo complejas instalaciones ni utilizando laboriosas herramientas: lo cierto es que son muy sencillas de instalar.

Además, también se pueden colocar en paredes o hasta en el suelo. En relación a este último lugar, existen algunos modelos de plafones que quedan muy bien en los jardines, iluminando esta zona de la casa.

3)     Consumo

El cambio de tu sistema de iluminación convencional por plafones de techo LED podría ayudar a reducir tu factura de la luz en torno a un 80%. Pero, además, suponen una inversión que no vamos a tardar en ver amortizada.

Las bombillas LED emiten una mínima cantidad de calor; en lugar de ello, potencian la iluminación. Al no emitir tanto calor, el sistema interno no se caliente tanto, lo que hace que su tiempo de vida útil se incremente entre los 15-20 años.

¿En qué tenemos que basarnos para comprar plafones LED?

  • Tendencias y decoración: ten en cuenta las últimas tendencias en plafones LED, el espacio en el que se va a colocar, así como el resto de muebles y elementos que lo compongan.
  • Intensidad: la intensidad lumínica se mide en lúmenes y esto se puede conocer en la ficha técnica del plafón LED. Es importante elegir esta intensidad en base a nuestras necesidades personales

.·Consumo: aunque consuman poco, nunca está de más saber exactamente cuál es este consumo. Este aparece representando con un W en la ficha técnica.

  • Tamaño y dimensiones: para evitar que el plafón quede demasiado grande o pequeño en la zona a colocar, tendremos muy en cuenta las dimensiones del mismo. Lo mismo sucede con el peso, y es que tendremos que tomar las precauciones pertinentes para evitar cualquier accidente.
  • ¿Iluminación directa o indirecta? Nuevamente, tomaremos esta decisión en base a lo que buscamos. Existen plafones que nos ayudan a conseguir una iluminación directa (por ejemplo, para la zona del ordenador o de estudio) o una iluminación indirecta (quizá para baños y dormitorios).

Echa un vistazo a esta sección y verás como no tardas en dar con el plafón que buscas.